La Exposición

En la Casa Museo Gaudí se muestra la vertiente más íntima del arquitecto, así como mobiliario y otros elementos diseñados por él y ejecutados bajo su dirección.

foto_02
foto_01

La casa de Gaudí

En 1906, Gaudí se instaló en esta casa del Park Güell con su padre y su sobrina. Tras la muerte de ambos, siguió viviendo en ella solo, asistido por unas monjas carmelitas en las labores domésticas y con frecuencia acompañado por alguno de sus amigos, quienes velaban por su salud.

Durante los casi veinte años que vivió en esta casa, el arquitecto realizó sus obras de madurez, entre ellas la Sagrada Familia, a la que se dedicó en exclusividad desde 1914. Tal fue su implicación en el proyecto que acabó instalándose en el obrador del templo para poder seguir de cerca su construcción.

En la actualidad, la Casa Museo Gaudí presenta una exposición que pretende acercar a los visitantes la vertiente más íntima y devota de Gaudí, recreando alguna de las estancias más privadas de la casa y exhibiendo objetos personales del arquitecto.

Gaudí diseñador

Antoni Gaudí proyectaba sus obras arquitectónicas hasta el más pequeño detalle, lo que le llevaba con frecuencia a concebir también el mobiliario. Si bien sus primeros diseños imitaban los estilos históricos, la búsqueda de un lenguaje propio inspirado en la naturaleza pronto le llevó a definir soluciones ergonómicas, funcionales y también insólitas.

Los muebles originales exhibidos en el interior de la Casa Museo Gaudí, procedentes de la Casa Calvet, la Casa Batlló y la cripta de la Colonia Güell, permiten realizar una aproximación a la evolución formal de los diseños del arquitecto.

La creatividad y la capacidad de innovación de Gaudí también pueden apreciarse en los objetos expuestos en el jardín, como por ejemplo las rejas de hierro de la Casa Vicens y de la Casa Milà, o la cruz de la finca Miralles.

Recordando a Gaudí…
Tras el arquitecto, está el hombre

Compra tu entrada online
¡Acceso directo con hora asignada!